El Papá de uno de los acusados por el crimen de Villa Gesell marcó que su hijo “nunca salió de Zárate” y que tienen “las pruebas”

José María Ventura afirmó que Pablo cenó su familia en un restaurante la noche del asesinato de Fernando Báez Sosa.

Mientras avanza la investigación por el asesinato en patota de un grupo de rugbiers a Fernando Báez Sosa, diez de los once detenidos se negaron a declarar ante la fiscalía. Hoy por la tarde debería prestar testimonio Pablo Ventura, quien fue el último detenido y su familia afirma que no participó del homicidio.

Su padre, José María Ventura, aseveró que estuvo con ellos cenando en un restaurant esa noche. “Pablo es inocente y tenemos las pruebas, no sabemos por qué lo involucraron”, marcó en diálogo con TN.

Ventura teorizó que “evidentemente alguien de los detenidos lo nombró y vinieron a buscarlo pero nunca estuvo ahí. Hay filmaciones, están los amigos de testigos y también una vecina que lo vio entrando al auto”.

Por otra parte, marcó que “él nunca jugó al rugby, mi hijo es remero” y el abogado de la familia destacó que “no puede una persona estar al mismo tiempo en dos lugares distintos”. Ahora Pablo deberá rubricar y probar esta historia ante la Justicia.

Comentarios