El oficialismo porteño emitió dictamen en soledad a proyecto de presupuesto 2023

El interbloque de Juntos por el Cambio (JxC) en la Legislatura porteña emitió hoy dictamen a los proyectos del Presupuesto 2023, la Ley Tarifaria y el Código Fiscal, más una segunda ampliación de los gastos previstos para el corriente año, en una reunión de comisión a la que no asistió ningún legislador de la oposición ni del bloque Republicanos Unidos (RU), que sí integra la coalición oficialista pero mostró algunos desacuerdos.

Al respecto, desde el Frente de Todos (FdT), principal bloque opositor en la Legislatura, informaron que no concurrieron a la comisión de Presupuesto debido a la negativa de los ministros porteños de realizar la habitual ronda de consultas presupuestarias.

“No vamos a convalidar este accionar”, afirmó Claudia Neira (FdT), y agregó que el presupuesto no son sólo números, sino políticas públicas, por lo que debe “ser discutido en profundidad con los ministros de cada área”.

Asimismo, explicó que “durante años” se hicieron las “rondas de ministros -como sucede en el Congreso Nacional- pero ahora fueron suspendidas por Larreta”.

Juan Manuel Valdés, también del FdT, afirmó por su parte que el jefe de Gobierno porteño “decidió que su gabinete no venga a explicar el Presupuesto 2023”, y agregó que, así, “pretende que la Legislatura sesione a ciegas sin poder consultar con quienes redactaron el proyecto”.

En su cuenta de Twitter, el legislador afirmó también que el Gobierno de la Ciudad “seguramente” destinará a “fines electorales” los fondos “recaudados a partir de los Ingresos Brutos, las grúas y del impuesto a tu tarjeta de crédito”.

En el proyecto dictaminado hoy, los gastos del Estado porteño previstos para el año próximo superan los 2 billones de pesos y, de acuerdo a lo informado por el presidente de la comisión de Presupuesto, Claudio Romero, del bloque Vamos Juntos, se tomaron como referencia las mismas pautas que el Presupuesto nacional; entre ellas, una inflación esperada del 60%.

Romero también destacó que el presupuesto no incluye “aumento de impuestos ni creación de nuevos tributos”.

Lucio Lapeña, de UCR-Evolución, dijo a su turno que el proyecto de ley muestra unas “cuentas públicas ordenadas” con un “leve superávit financiero” y una deuda “sostenible” que reduce el pago de intereses en un 30%.

A la reunión tampoco asistieron legisladores del Frente de Izquierda, y uno de sus integrantes, Gabriel Solano, dijo al ser consultado por Télam: “Es un presupuesto de ajuste montado sobre un dibujo que no se va a cumplir”, que además “reduce impuestos a los empresarios mientras mantiene una carga impositiva enorme sobre los trabajadores”.

Desde el bloque La Libertad Avanza, en tanto, dijeron a Télam que “no hay rechazo de plano hasta estudiar” el proyecto de ley, que que fue dictaminado con las firmas de todo el interbloque JxC, excepto Roberto García Moritán, de RU.

La votación en el recinto legislativo se prevé para el 10 de noviembre próximo, y el interbloque JxC cuenta allí con 32 bancas -incluidas las dos que pertenecen a RU- de un total de 60.

Hace unas semanas, el bloque RU, cuyo referente es el diputado nacional Ricardo López Murphy, mostró desacuerdos con la coalición que integra al dar quórum en una sesión especial convocada por los bloques opositores con el objetivo de eliminar el impuesto a los consumos con tarjetas de crédito.

Dicha sesión no se realizó, ya que ningún otro integrante del oficialismo se presentó y no se alcanzó el quórum necesario de 31 legisladores presentes.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

 

Comentarios