El Gobierno derogó el protocolo para el uso de armas de fuego y pistolas taser

La medida también alcanza al pedido del DNI en los trenes por parte de las Fuerzas de Seguridad.

En una resolución comunicada a través del Ministerio de Seguridad, el Gobierno decidió derogar el protocolo para el uso de armas de fuego, el de pistolas taser y las Fuerzas de Seguridad ya no podrán pedir el documento en el transporte público. Además se eliminó el “Servicio Cívico en Valores”.

La cartera conducida por Sabrina Frederic marcó que la forma en la que se utilizaban las armas “excede los criterios impuestos y se aleja del límite claro al uso de la fuerza letal por parte del personal de las fuerzas policiales y de seguridad. Además tiene desconsideración por la legítima defensa”.

En lo que respecta a las Taser, asegura que son “menos letales” pero no “no letales” y sostiene que su uso “se regula de manera genérica y vaga los criterios a los que debe ajustarse el personal policial y de las fuerzas de seguridad en el empleo de armas electrónicas”.

Por otro lado se refirió al pedido de DNI que ya no podrá realizarse como y asevera que “criminaliza a los trabajadores mediante un exceso de controles innecesarios e injustificados”.

Comentarios