El FMI tratará el jueves la tercera revisión y podría acelerar un desembolso de US$ 6.000 millones

El equipo del FMI estuvo encabezado por Luis Cubeddu, director adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental; y Ashvin Ahuja, jefe de Misión para Argentina; quienes celebraron reuniones presenciales y virtuales con funcionarios argentinos para discutir políticas sobre la tercera revisión del acuerdo ampliado en el marco del Servicio Ampliado del Fondo (SAF).

 

 

El Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) tratará el próximo jueves la tercera revisión del programa que mantiene con el país por US$ 45.000 millones, cuya aprobación definitiva allanará el camino para un desembolso de US$ 6.000 millones antes de fin de año, dijeron hoy fuentes del Palacio de Hacienda.

Ya está pautado que el Directorio del FMI trate el caso argentino el próximo 22 de diciembre, aseguraron fuentes allegadas al ministro de Economía, Sergio Massa, aunque la fecha no figure en el calendario externo del organismo.

A nivel técnico, la revisión está aprobada y, por eso, explicaron las fuentes a Télam, el Gobierno ya espera el ingreso de los US$ 6.000 millones para engrosar las reservas a fin de año y cumplir con los vencimientos del FMI, los próximos 21 y 22 de diciembre, de US$ 2.680 millones.

A principios de diciembre, el FMI y el equipo económico argentino llegaron a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la tercera revisión del programa dentro del Acuerdo de Servicio Ampliado del Fondo (SAF), lo cual allanó el camino para un próximo desembolso de US$ 6.000 millones, informó en esa oportunidad el organismo en un comunicado, en el que anunció la realización de una reunión de Directorio en diciembre por este asunto.

El equipo del FMI estuvo encabezado por Luis Cubeddu, director adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental; y Ashvin Ahuja, jefe de Misión para Argentina; quienes celebraron reuniones presenciales y virtuales con funcionarios argentinos para discutir políticas sobre la tercera revisión del acuerdo ampliado en el marco del Servicio Ampliado del Fondo (SAF).

Del lado argentino, estuvieron el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein; el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur; el secretario de Finanzas, Eduardo Setti; el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo; y el titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Marco Lavagna.

“El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas llegaron a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre un marco macroeconómico actualizado y las políticas asociadas necesarias para completar la tercera revisión bajo el acuerdo SAF de 30 meses de Argentina”, señalaron Cubeddu y Ahuja.

Explicaron que “la revisión se centró en evaluar el progreso reciente en la implementación del programa y en llegar a entendimientos sobre políticas para fortalecer aún más la estabilidad macroeconómica en el marco de un contexto más desafiante”.

Asimismo, precisaron que “se acordó que los objetivos clave del programa, en particular los relacionados con el déficit fiscal primario y las reservas internacionales netas, permanecerían sin cambios durante el resto de 2022 y 2023 para continuar anclando la formulación de políticas y la credibilidad”.

Además puntualizaron que “se discutió sobre la necesidad de que las políticas se adapten según sea necesario en caso de que se materialicen riesgos externos e internos”.

“A pesar de los desafíos, consecuencia también de la guerra en Ucrania, se cumplieron todos las metas cuantitativas de desempeño hasta fines de setiembre de 2022, incluido el déficit fiscal primario debido a fuertes controles de gastos y acciones para mejorar la focalización de los subsidios y la asistencia social”, destacaron los técnicos del Fondo.

También remarcaron que “recientemente se llegó a un acuerdo de reestructuración de la deuda con los acreedores del Club de París y se han intensificado los esfuerzos para movilizar financiamiento oficial externo”.

“Acciones por el nuevo equipo económico están comenzando a dar sus frutos, la inflación se está moderando (aunque desde niveles altos) y la balanza comercial está mejorando, en gran parte debido a una desaceleración apropiada de la demanda interna y las importaciones”, destacaron los ejecutivos.

Además subrayaron que “las autoridades siguen encaminadas en cumplir los objetivos del programa para fin de 2022”, que será parte de estudio para la cuarta revisión, que comentaría en febrero del 2023.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios