El cierre del estadio Maracaná para final de la Libertadores perjudicará a equipos cariocas

Flamengo y Fluminense, ambos de Río de Janeiro, no podrán jugar partidos de gran importancia del torneo brasileño en el estadio Maracaná a partir del 11 del mes próximo ya que la Conmebol tendrá disponible ese escenario a partir de esa fecha para prepararlo para la final de la Copa Libertadores de América, programada para el 30 de enero.

Flamengo, actual campeón de la Libertadores y eliminado por Racing en octavos de final de la edición 2020, no podrá jugar en el Maracaná ante Palmeiras, por la fecha 31 del Brasileirao, mientras que Fluminese se verá afectado en los cotejos ante Sport, Botafogo y Goiás, también por el campeonato local.

La cesión anticipada del estadio es algo previsto y es conocido tanto por los directores de los estadios como por la Comisión Brasileña de Fútbol (CBF), y la inquietud de los clubes surgió a raíz de que no podrán utilizar el Maracaná en plena definición del Brasileirao, y además deberán buscar otro escenario para sus partidos, según publicó hoy el periódico Globo Esporte.

Flamengo está segundo a cinco unidades del puntero San Pablo y podría estar implicado en la definición del certamen local, mientras que Fluminense se posiciona séptimo y lucha por ingresar en zona de Copa Libertadores 2021.

Comentarios