EEUU y Japón extienden, incluso al espacio, su cooperación en defensa

Los gobiernos de Estados Unidos y Japón acordaron hoy extender al espacio su tratado de seguridad y defensa, así como el despliegue de una nueva unidad de marines norteamericanos en la isla japonesa Okinawa, informaron autoridades estadounidenses.

 

Foto: Reuters (Kevin Lamarque)

 

“Cualquier incidente en el espacio podría activar el artículo 5 del tratado de defensa entre los dos países, que establece que un ataque a uno equivale a un ataque a otro”, afirmó el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en conferencia de prensa.

Blinken compareció ante los periodistas junto al canciller de Japón, Yoshimasa Hayashi, y a los ministros de Defensa de ambos países, el norteamericano Lloyd Austin y el japonés Yasukazu Hamada, en la sede del Departamento de Estado, informó este organismo en Twitter.

Asimismo, Austin anunció que Estados Unidos desplegará una nueva unidad móvil de marines en Okinawa, en el sur de Japón, con el propósito de reforzar la defensa ante la creciente preocupación sobre China.

“Vamos a reemplazar un regimiento de artillería por esta fuerza que será más letal y más móvil” para 2025, precisó Austin, según la agencia de noticias AFP.

Washington y Tokio buscan “modernizar” su alianza ante crecientes preocupaciones por China y las tensiones en torno a Taiwán y Corea del Norte, en el contexto de una visita a la visita a Estados Unidos de Hayashi y Hamada dos días antes de la llegada del primer ministro Fumio Kishida.

Kishida visitará Estados Unidos en el contexto de una gira por los países del Grupo de los Siete (G7) para inaugurar el liderazgo de Japón este año en ese foro.

Los ministros de Relaciones Exteriores y Defensa de ambos países se proponían “exponer una visión de cómo una alianza modernizada entre Estados Unidos y Japón está en posición de prevalecer en esta nueva era de competencia estratégica”, anticipó un alto funcionario estadounidense antes de la conferencia de prensa.

El encuentro de los ministros se produjo semanas después de que Tokio anunciara una importante reevaluación de su doctrina de defensa.

Japón, que calificó a China de “desafío estratégico sin precedentes” para su seguridad, aprobó en diciembre una revisión que incluye un sustantivo aumento del gasto militar en cinco años.

Se trata de un importante punto de inflexión para el país, cuya constitución pacifista, adoptada tras su derrota en la Segunda Guerra Mundial, le prohíbe en principio disponer de un ejército de pleno derecho.

La cuestión de Taiwán y la desnuclearización de Corea del Norte también estuvieron en el centro de las conversaciones, según el diplomático estadounidense.

Los misiles norcoreanos y el “creciente comportamiento beligerante” de China con respecto a Taiwán exigen “demostrar que se tienen los medios para disuadir a cualquier adversario potencial”, afirmó la fuente.

“Los japoneses no quieren ir por el camino de las armas nucleares y eso tampoco es algo que nosotros apoyaríamos, pero tener la capacidad de tomar represalias es disuasión”, agregó.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam.

Comentarios