Diego Maradona visitó a Alberto Fernández en Casa Rosada y saludó desde el balcón

El director técnico le llevó un plan solidario para desarrollar en los potreros de los barrios humildes.

A las 12:30, puntual, Diego Maradona llegó a Casa Rosada para entrevistarse con Alberto Fernández. La hora y los detalles del encuentro se mantuvieron en secreto hasta el ingreso del director técnico a la Rosada. El astro vistió camisa y saco, pero en lugar de pantalones y zapatos eligió ponerse una bermuda de vestir y zapatillas blancas. “Le dijeron que tenía que ponerse saco y ese fue el atuendo que decidió”, dijeron en su entorno. El look había sido revelado minutos antes en redes sociales por su abogado, Matías Morla, que también participó del encuentro.

Luego del cónclave del que también participó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el director técnico de Gimnasia salió al balcón para saludar a un grupo de personas que llegó hasta la puerta cuando trascendió la visita. El astro posó con una réplica de la Copa del Mundo y se mostró eufórico ante quienes lo miraban desde la Plaza de Mayo. “No vuelven más. Volvimos. Que Macri se vaya a vivir a Tailandia”, gritó Maradona. Y la gente le contestaba: “Macri la tiene adentro”.

Diego recorrió los principales despachos que dan a la Plaza de Mayo, desde la antesala de las oficinas de Gustavo Béliz hasta el Salón Eva Perón y el de los Científicos, donde Macri solía hacer sus reuniones de Gabinete. El primer piso quedó cerrado y nadie podía acercarse, tampoco los periodistas acreditados.

El ídolo argentino tenía previsto presentarle al Presidente un programa de “recuperación de potreros”, donde él mismo empezó a practicar fútbol. “Siempre jugábamos a la vuelta de casa, en las Siete Canchitas. Eran unos potreros enormes, algunas canchas tenían arcos y otras no. Eran de tierra, de tierra bien dura”, fue su propio recuerdo en el libro Yo soy el Diego, recordando el predio de Larrazábal esquina Chivilcoy, en Villa Fiorito, donde empezó a jugar cuando era niño.

Comentarios