Desde el lunes aumentan un 40% los boletos de colectivos y trenes en el AMBA

El boleto de los colectivos y de los trenes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) aumentarán un 40 por ciento a partir del próximo lunes, tras haber estado congelados durante más de tres años.

La medida se oficializó ayer a través de la resolución 514/2022 publicada en el Boletín Oficial, y la misma mantiene la tarifa social, es decir, el descuento del 55 por ciento del boleto para los grupos designados con atribuciones sociales a través de la tarjeta SUBE.

Establece, además, la continuidad de la asistencia económica a los sectores de la población con mayor vulnerabilidad social con la tarifa social implementada a través de la tarjeta SUBE, para generar un ámbito de igualdad de oportunidades, de herramientas y de recursos en la accesibilidad al transporte público.

El beneficio alcanza a Jubilados y/o pensionados, trabajadoras de casas particulares; veteranos de la Guerra de Malvinas; monotributistas sociales y beneficiarios de determinados programas gubernamentales.

De la misma manera seguirá vigente el sistema de Red Sube en el AMBA, que abarcan cinco combinaciones de transporte público -ya sea trenes, colectivos, metrobus y subte- en dos horas, y que aplica un descuento del 50 por ciento de la tarifa al momento del segundo viaje, y un 75 por ciento menos del valor de la tarifa a partir del tercer viaje realizado.

El precio de los boletos de colectivo y tren en el AMBA permanecía congelado desde hace tres años, y la medida había sido anticipada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, en su declaración ante el Congreso nacional.

A partir del lunes, el boleto de los colectivos tendrán estos valores según los tramos. En el tramo de 0-3 km pasa de $18 a $25,20; de 3-6 km pasa de $20 a $28; el de 6-12 km pasa de $21 a $29,40; el tramo de 12-27 km pasa de $22 a $30,80, y más de 27 km pasa de $23 a $32,20

En lo que hace a trenes, en las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín el boleto será de $17,25; en la línea Urquiza de $11,25; en las líneas Roca y Belgrano Sur de $10,75 y en la línea Belgrano Norte $9,50.

El aumento se concreta en momentos en que el Gobierno nacional mantiene una disputa con las cámaras empresarias del transporte público, que reclaman el pago de subsidios atrasados. Las patronales realizan en ese marco un lockout que llevó a la reducción de las frecuencias de los servicios en varias líneas, lo que provoca demoras y afecta a los usuarios.

Autoridades del Ministerio de Transporte y representantes de los empresarios mantuvieron ya una reunión para analizar la situación generada por el atraso en el pago de los subsidios, y avanzar en la búsqueda de una solución.

Los empresarios aseguran que “el desfasaje es de un mes” e implica cerca de 18 mil millones de pesos para las 170 empresas que operan en la región metropolitana, a través de unas 300 líneas de colectivos.

Fuentes del Ministerio de Transporte señalaron que en las tarifas no se vieron traducidos los costos que generan para el sector las recomposiciones salariales, los incrementos en los precios de insumos y servicios, incluyendo al gasoil; el examen psicofísico para obtener las licencias habilitantes, el precio del material rodante, como también se han incorporado nuevos costos referidos a las medidas de prevención de la propagación del Covid-19.

“Con la finalidad de mantener la ecuación económico-financiera que permita el sostenimiento del servicio público del transporte automotor y ferroviario de pasajeros involucrado, en condiciones de calidad y eficiencia, resulta necesario trasladar una parte de los costos de explotación de tales servicios a los cuadros tarifarios”, remarcaron en su momento fuentes del Ministerio de Transporte, que encabeza Alexis Guerrera.

Los aumentos también impactarán en los cuadros tarifarios de los ramales de larga distancia que unen la Ciudad de Buenos Aires con Mar del Plata, Bahía Blanca, Pinamar, Justo Daract, Tucumán, Córdoba, Rosario y Pehuajó; así como en los interurbanos regionales en Chaco, Salta, Neuquén, Entre Ríos, Córdoba y Misiones, y en los servicios locales extendidos en la Provincia de Buenos Aires.

Para concretar el aumento, el Ministerio de Transporte convocó a una consulta ciudadana como paso previo, indicando a los ciudadanos la importancia de la implementación de esta instancia de participación para que “la ciudadanía se exprese en la modificación de los cuadros tarifarios aplicables a los servicios en cuestión, y así garantizar los principios de igualdad, publicidad, informalidad y gratuidad de todos los argentinos y argentinas”.

Durante tres días expresaron opiniones y propuestas y todos los comentarios fueron publicados, pero en ningún caso tuvieron carácter vinculante.

 

 

 

 

 

Fuente: Télam (Claudio Benites)

Comentarios