Crean un Fondo de Fortalecimiento Financiero para la provincia de Buenos Aires

El presidente Alberto Fernández anunció la creación de un Fondo de Fortalecimiento Financiero Fiscal que ayude a la provincia de Buenos Aires a mejorar los salarios de la Policía Bonaerense, en medio de una protesta de efectivos de esa fuerza de seguridad que llegó hasta la quinta presidencial de Olivos.

El Poder Ejecutivo buscará “reponer un equilibrio” que el distrito “perdió a mediados de los ’80, cuando cedió 8 puntos de coparticipación federal”, según explicó el Presidente al formular el anuncio desde Olivos junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la vicegobernadora Verónica Magario e intendentes del Conurbano del oficialismo y la oposición.

El fondo se financiará con el 1 por ciento de los recursos coparticipables adicionales que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estaba recibiendo para cubrir los gastos del traspaso de la Policía Federal dispuesto en 2016 por el entonces presidente Mauricio Macri.

Fernández aclaró que, a pesar de esta determinación, la Ciudad seguirá recibiendo del Estado nacional los recursos necesarios para “poder cubrir los gastos que representa la administración de las fuerzas de seguridad federales”.

Antes del anuncio del jefe del Estado, el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, le anticipó la medida al jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodrïguez Larreta, de acuerdo con fuentes de la cartera política.

Por su parte, Kicillof hará este jueves los anuncios de incremento salarial para la Policía Bonaerense, según indicaron a Télam fuentes de la Gobernación.

Los efectivos mantuvieron hoy las protestas en distintos puntos del distrito y concentraron las movilizaciones en el Centro de Coordinación Estratégica de Puente 12, en la ciudad La Matanza, y en la Residencia de Olivos, en el partido de Vicente López.

Los uniformados llegaron a Olivos al mediodía, en momentos en que el mandatario se trasladaba a la ciudad bonaerense de Quilmes para anunciar un plan de inversión de la cervecera homónima, y tuvieron un contacto en la vereda de la quinta presidencial por el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Desde Quilmes, el Presidente había advertido que los problemas se resuelven “frontalmente” y no “escondidos en los patrulleros, tocando sirenas”, además de asegurar que su gestión no se haría la “distraída” y “afrontaría” las necesidades de la provincia de Buenos Aires.

Comentarios