Interna en Cambiemos por las declaraciones de Germán Garavano.

En pocas horas los dichos del abogado lo llevaron desde la renuncia, hasta el pedido de juicio político realizado por Elisa Carrió, indignada por la situación.

El ministro de justicia señalo hace pocos días que “no es bueno para un país que un ex-presidente este detenido o se pida su detención” en el marco de la causa contra Cristina Fernández de Kirchner por los cuadernos de las coimas tras el pedido de desafuero y posterior aprehensión  contra la ex-mandataria y agregó que “no hay elementos para pensar que pueda fugarse o entorpecer la causa.”

Esto causo un enorme revuelo y la que salió con los tapones de punto fue “Lilita” Carrió, quien pide e insiste con un llevar a cabo el juicio político en contra de Garavano ya que lo considera como un rechazo a la situación de Cristina Kirchner y seria “Volver al pasado”

En el día de ayer, el ministro presento le presento su renuncia a Mauricio Macri quien no la acepto y en nuevas declaraciones explicó que “no hablaba de casos concretos, si no abstractos” además de que estaba “a disposición para brindar todas las explicaciones que hagan falta como hemos hecho siempre ante cualquier planteo” si es que sigue en pie el pedido de juicio en su contra.

Comentarios