Con la autorización del gobierno nacional, Google comenzará a instalar la fibra submarina hasta EEUU

La obra permitirá mejorar la conectividad a Internet, ya que transportará el tráfico de forma rápida y segura entre América del Norte y América del Sur.

 

Foto: Infobae.

 

El Gobierno autorizó oficialmente hoy a la empresa Google para la instalación del cable submarino de fibra óptica más largo del mundo, con 13.500 kilómetros de extensión, que unirá al país con los Estados Unidos.

La obra permitirá mejorar la conectividad a Internet, ya que transportará el tráfico de forma rápida y segura entre América del Norte y América del Sur. La decisión se formalizó por medio de la Resolución 1606/2022 del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) publicada este miércoles en el Boletín Oficial. Se trata del proyecto “Firminia”, impulsado por la empresaGoogle Infraestructura SRL, que instalará un cable submarino a 4 mil metros de profundidad en el mar argentino, que conectará al país -con punto de amarre en Las Toninas, provincia de Buenos Aires- con Myrtle Beach, Carolina del Sur, Estados Unidos.

Ese cable tendrá derivaciones a las ciudades de Punta del Este, en Uruguay, y Praia Grande, en el estado brasileño de San Pablo. El Enacom destacó que esta iniciativa “importará un beneficio significativo” para la Argentina, teniendo en cuenta la creciente demanda de servicios que requieren cada vez más capacidad de infraestructura en materia de telecomunicaciones, especialmente en el segmento internacional.

El organismo subrayó también que Firmina “será el cable más largo del mundo, capaz de funcionar con una sola fuente de energía en un extremo del cable, en caso de que sus otras fuentes de energía no se encuentren disponibles temporalmente”.

“Con 12 pares de fibra, el cable transportará el tráfico de forma rápida y segura entre América del Norte y América del Sur, lo cual brindará un acceso rápido y de baja latencia a los productos de Google, como la búsqueda, Gmail y YouTube, así como a los servicios de Google Cloud”, puntualizó.

El nombre del cable fue elegido en honor a Maria Firmina dos Reis (1825-1917) autora y abolicionista brasileña “cuya novela de 1859, Úrsula, describe la vida de los afrobrasileños bajo la esclavitud”, explicó Google.

Los primeros cables transatlánticos empezaron a instalarse a finales del siglo XIX para la red de telégrafos, y con la llegada de 1956 empezaron a instalarse más. Su siguiente cambio importante llegó en los ochenta del siglo XX con el despliegue de fibra óptica. El proceso de colocar los cables no ha cambiado demasiado en estos 150 años, y se hace con barcos que atraviesan el mar lentamente desenrollando el cableado hasta que descanse en el fondo.

Entre los accidentes geográficos de las profundidades, anclas de los barcos, o animales marinos como los tiburones, de vez en cuando los técnicos tienen que realizar costosas reparaciones. Para ello tienen que subir a la superficie el trozo a reparar con una especie de garfio, unir o solucionar el daño, y volverlo a sumergir. Afortunadamente, los cables más modernos ya están preparados para resistir este tipo de imprevistos

 

Fuente: GLP

Comentarios