Comenzó la vacunación de niñas y niños de seis meses a tres años en Buenos Aires

Comenzaron a recibir la vacuna Moderna Pediátrica contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires niños y niñas de 6 meses hasta 3 años.

 

Foto: Télam (Eva cabrera).

 

Unos 20 mil niñas y niños de 6 meses hasta 3 años comenzaron a recibir la vacuna Moderna Pediátrica contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires, en el marco de una nueva etapa de la campaña de inoculación que se realiza en los 135 municipios bonaerenses, y donde se ofrecerá, además, completar el esquema de vacunas del calendario nacional.

“Estaba esperando mucho la vacuna para Juan”, dijo Rosa a Télam, quien es personal de salud y mamá de un niño de 2 años y 2 meses. “Creo que esto cambia su vida porque, por más que él tome teta y yo tenga las 4 dosis contra el Covid-19, es importante que él, que nació en plena pandemia, tenga protección”, consideró.

Como Rosa, pasadas las 10 de la mañana, el Hospital Subzonal Especializado “Elina De La Serna De Montes De Oca” de la ciudad de La Plata comenzó a recibir a papás y mamás junto a los protagonistas de la jornada que llegaron abrigados y a upa, o en sus cochecitos.

“Buen día, vengo a vacunar a mi hijo contra el Covid-19”, dijo con una sonrisa Ana Arrastía con Mateo, de 2 años, en brazos y acompañada por su marido, a la enfermera que realizaba el ingreso del proceso de vacunación en la carpa sanitaria del Ministerio de Salud bonaerense.

 

Foto: Télam (Eva cabrera).

 

Tras completar su cartoncito, Ana se dirigió al interior del hospital en el que una fila de madres con niños en brazos marcaba el camino hacia la sala de vacunación. “Lo anotamos ni bien se abrió la inscripción. Lo consultamos con el pediatra que nos dijo que sí, y enseguida nos dieron el turno”, manifestó.

Mateo tiene 2 años y un hermano de 4 que ya completó su esquema contra el Covid-19, precisó Ana, quien explicó que, si bien “no estaba apurada” por vacunar al más pequeño, y que al principio tuvo “alguna duda”, luego averiguó sobre la eficacia y la seguridad de la vacuna en el caso de los bebés, y lo anotó.

“Cuidarlo en pandemia fue difícil, estuvimos bastante encerrados, cuando abrieron los jardines maternales tampoco fue algo estable porque se abrían y cerraban de acuerdo a las olas de coronavirus, por eso ahora con la vacuna tengo más tranquilidad, siempre le tuve mucho respeto al Covid-19”, reconoció.

Unos metros más allá de la fila, debajo de un cartel de “Vacunatorio”, salió Fernanda con Vito y se sentó en el primer banco a amamantarlo, para darle calma tras el pinchazo.

Desde el Ministerio de Salud explicaron que los niños menores de tres años que se vacunen deberán recibir la segunda dosis con un intervalo de 28 días.

“Lo anoté el primer día que se abrió la inscripción y hoy fue uno de los primeros en recibir la vacuna. Tiene 2 años y 3 meses. Considero que es clave vacunarlo. Confío en la vacuna, vacuna que hay, vacuna que le aplico para protegerlo. Él nació en plena pandemia y jamás falté a darle ninguna vacuna. Es darle lo mejor”, comentó.

En esa línea, Valeria, mamá de Isidro de 6 meses, destacó la llegada de la vacuna para los más pequeños y dijo que era algo que esperaba, luego de haber vacunado a su hijo mayor de 7 años.

“Tengo otro nene y, apenas se abrió la vacunación pediátrica, lo vacunamos. Más allá de que el pediatra también lo recomendó, estábamos seguros y convencidos de vacunarlo”, manifestó.

Recordó que, si bien siempre “mantuvieron las medidas de cuidado“, es “fundamental cuidarlo, con esta y todas las vacunas”. “Hoy acá también podríamos vacunarlo con las del resto del calendario, pero nosotros estamos al día”, subrayó.

“Es importante aplicar la vacuna porque afecta tanto a adultos como a niños”Paola, enfermera

Los bebés eran recibidos por Paola, jefa de enfermería y encargada del área de vacunación, quien con una sonrisa les explicó a los adultos cuidadores sobre la inoculación.

“La expectativa es muy grande porque venimos preparándonos para esto desde que empezó la campaña de vacunación”, dijo luego a Télam, tras remarcar que “es importante aplicar la vacuna porque afecta tanto a adultos como a niños”.

Señaló que en ese lugar siempre se vacunó a bebés e insistió en “trasmitirles a los papás y mamás que la vacuna es segura y eficaz”. “Si bien esta es una dosis pediátrica, es la que venimos dando y es importante que vengan y se acerquen si tienen bebés”, precisó.

 

Foto: Télam (Alejandro Moritz).

 

Desde el Ministerio de Salud explicaron que los niños menores de 3 años que este jueves se vacunen deberán recibir la segunda dosis con un intervalo de 28 días.

Sobre el resto de las vacunas que también podrán aplicarse junto con la del Covid-19, Paola comentó que, durante la jornada de este jueves, “solo recibieron bebés para la de coronavirus”, pero dijo que “vamos a insistir en que no se atrasen y completen los calendarios”.

Para vacunar a los bebés, el adulto o adulta responsable debe completar el formulario a través de la página web vacunatepba.gba.gob.ar o desde la app VacunatePBA, para registrar la solicitud de vacuna con los datos del/la niño/a.

Luego, el gobierno bonaerense enviará un turno con día, horario y el vacunatorio covid pediátrico asignado.

“LA VACUNA PEDIÁTRICA SIGNIFICA LA DIFERENCIA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE”, DIJO LA MAMÁ DE LIBERTAD

La historiadora y becaria del Conicet Sofía Gastellú, una de las fundadoras del Colectivo Niñes en Riesgo y mamá de Libertad, que nació prematura, tiene displasia broncopulmonar y padece una cardiopatía, celebró hoy la vacunación contra el coronavirus que recibió su hija de 2 años, y consideró que “significa la diferencia entre la vida y la muerte” de la niña.

“La vacuna pediátrica significa la diferencia entre la vida y la muerte de nuestra hija, Libertad. Creemos que la vacuna para cualquier familia es muy necesaria, y que vacunar a nuestros hijos es un acto de amor colectivo”, dijo Gastellú.

Libertad nació de 28 semanas el 7 de junio de 2020, con un peso de 840 gramos y permaneció internada 99 días en neonatología. “La lucha por los derechos de mi hija se inició cuando ella estaba en la incubadora”, explicó a Télam.

Esa lucha se acentuó en la pandemia, cuando el riesgo de contraer Covid-19 se sumó al riesgo existente con el que crece la población prematura o que sufre alguna comorbilidad.

Tras aplicarse hoy la primera dosis de Moderna para su bebé, con el inicio de la campaña de vacunación pediátrica en menores de 3 años en la provincia de Buenos Aires, Gastellú destacó la importancia de haber “luchado” para que lleguen las vacunas a los más pequeños, al considerar que “el riesgo es el Covid-19 y no las vacunas”, y mencionar que, según datos oficiales, fueron 143 los niños y niñas fallecidos por esta enfermedad viral.

“Cuando iniciamos el pedido de aceleración de la evaluación de Moderna, habían fallecido 115 niñes menores de 3 años. Cuando se logró en Argentina la aprobación, el número subió a 143 muertes”, dijo.

Motivada por el riesgo de la salud de Libertad, pero también por el resto de las familias con las que había cruzado experiencias, Sofía elevó una solicitud de cinco puntos al Ministerio de Salud con el fin de que se mantengan las medidas de cuidado y se acelere la vacunación en la franja de 6 meses a 2 años inclusive.

“Esperar un año más para vacunar a nuestros niñes era peligroso. Por eso comenzamos a pedir la evaluación de urgencia de Moderna por nuestros agentes reguladores desde los 6 meses de edad”, dijo.

Aclaró que, desde el Colectivo, el fin fue “construir un colchoncito de amor para cuando la vacunación llegase en mayores de 6 meses”.

“El Colectivo no fue una oposición sino todo lo contrario, fue decir: – bueno, desde el ámbito gubernamental, y desde la sociedad civil se puede trabajar en conjunto. Y, a veces, el rol de los actores sociales es la presión”, subrayó.

En ese punto, agregó que sabían “que el Ministerio, estando Carla Vizzotti al frente, iba a tener buenas intenciones con la vacunación pediátrica, pero temíamos que esa horripilante campaña antivacuna contra la Sinopharm se transformarse en un obstáculo político o que no llegara con la premura y rapidez que necesitábamos”.

Libertad recibió hoy su dosis en un vacunatorio del distrito de Baradero, en donde viven desde que empezó la pandemia, al considerar la Ciudad de Buenos Aires un lugar “de alto riesgo sanitario” en cuanto a la circulación del coronavirus.

Tras celebrar la llegada de la vacuna, Sofía, no obstante, advirtió la necesidad de continuar profundizando medidas para el cuidado de esa franja etaria.

“Sigo pidiendo políticas públicas de salud para ese grupo en alto riesgo, la vacuna es una de ellas, pero necesitamos más”, concluyó.

Comentarios