Comenzó la danza de nombres para suceder a Alfaro

El entrenador se irá en diciembre, después de que finalice su contrato y ya hay varios nombres en carpeta.

La eliminación de la Copa Libertadores a manos de River dejó a Gustavo Alfaro en la mira. Aunque todavía falten más de dos meses para 2020, en Boca ya saben que lo más probable es que el DT no continúe. Y ya empezó la novela para buscar al sucesor.

En diciembre hay elecciones y el futuro de muchos depende de quién se imponga en las urnas. El candidato del oficialismo, y quien sostendría a Alfaro en el cargo, es Christian Gribaudo. Un triunfo suyo aseguraría la continuidad de Nicolás Burdisso, el director deportivo, que fue, en definitiva, quien convenció a Angelici para que trajera a Alfaro y no a Mohamed. Pero el panorama cambiaría si se impusiera alguno de los candidatos de la oposición. Primero, porque podría derivar en un alejamiento de Burdisso, quien tiene contrato hasta 2021. Y segundo porque si hay algo en lo que coinciden todos los que se oponen al oficialismo es que el técnico tiene que ser Gabriel Heinze, quien en mayo pasado extendió su contrato con Vélez hasta el 30 de junio de 2020.

También podría darse que gane Gribaudo y que Alfaro no siga después de diciembre. De hecho, en la conferencia de prensa que brindó después de que Boca quedara eliminado de la Copa Libertadores, el técnico sorprendió a todos al adelantar que quería “terminar de la mejor manera posible estos partidos y después irme a mi casa y recuperar mi vida”. Es decir que, por más que se lo ofrecieran, renovar no está en sus planes, al menos por ahora.

Los preferidos de los que actualmente tienen poder de decisión son Ricardo Gareca y Jorge Almirón. Al primero lo tentaron en diciembre, antes de que llegara Alfaro, pero rechazó la oferta. Según contó hace unos días el propio Angelici, después de la final de Madrid las prioridades eran Gerardo Martino y él: “Los dos me agradecieron porque saben lo que es Boca. Pero ya tenían compromisos asumidos y por eso no vinieron”. La situación actual de Gareca no es diferente: si bien hubo dudas respecto a su futuro en la selección de Perú, el Tigre ya advirtió que “más allá de cualquier situación estoy acostumbrado a respetar los contratos”. Lo de Almirón pareciera ser un poco más fácil: aunque haya pasado poco desde que asumió como DT del Al-Shabab de Arabia Saudita, por cuestiones culturales y de vida, al irse a estos países, los técnicos suelen incluir ciertas cláusulas de rescisión en los contratos.

Detrás de estos dos nombres el que aparece es Martín Palermo. Ídolo indiscutido de la institución y máximo goleador de la historia. Sin embargo no son pocos los que creen que no es su momento. Algo similar ocurre con Diego Maradona, hoy en Gimnasia La Plata pero con el sueño de dirigir a Boca.

Comentarios