Ciudad evalúa “medidas adicionales” de restricción ante suba de casos

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires avanzará en la implementación de “medidas adicionales” para limitar la circulación ante la preocupación generada por la suba de contagios de coronavirus en el distrito, que este martes reportó 3.465 nuevos casos, y ratificó que la aplicación de las restricciones será coordinada con la Nación y la provincia de Buenos Aires.

Así lo indicaron a Télam fuentes de la administración porteña tras el encuentro que mantuvieron en Casa de Gobierno los jefes de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero; de la Provincia, Carlos Bianco, y de la Ciudad, Felipe Miguel; junto a los ministros de Salud de las tres jurisdicciones: Carla Vizzotti, Daniel Gollan y Fernán Quirós, respectivamente.

“Coincidieron en la preocupación por el aumento de casos y que se van a tener que tomar medidas adicionales”, agregaron los voceros del Gobierno porteño, que adelantaron que en los próximos días continuarán las conversaciones con autoridades nacionales y bonaerenses para terminar de definir las acciones de manera “coordinada”.

En la evaluación que realizaron los funcionarios locales en la sede del Ejecutivo antes de la reunión, se abordó la posibilidad de modificar el esquema de la presencialidad en las escuelas que, en la actualidad, mantiene a los alumnos de los niveles inicial y primario en las aulas y a los estudiantes secundarios bajo un sistema mixto que combina con la educación virtual.

La reunión tiene como marco previo un coro de voces alertando sobre la delicada situación del sistema de salud

La reunión tiene como marco previo un coro de voces alertando sobre la delicada situación del sistema de salud

Al respecto, las ideas en estudio apuntan a que la escolaridad en el nivel medio sea virtual en su totalidad, aunque también se barajó que en la primaria la presencialidad sea día por medio y no de lunes a viernes.

De acuerdo al informe diario de la situación epidemiológica de la pandemia difundido por el Ministerio de Salud nacional, este martes se registraron 3.465 nuevos casos de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires.

Quirós aseguró que la Ciudad atraviesa un momento “extremadamente delicado” en la pandemia y evaluó que por delante se vienen “semanas muy críticas”.

“Es un momento muy particular en el que hay que hacer un esfuerzo muy particular, buscando la energía donde la tengamos”, subrayó el funcionario en la habitual conferencia de prensa que realiza para informar sobre la situación sanitaria en el distrito.

Aunque el ministro admitió que se podrían reforzar las restricciones, evitó dar detalles de las medidas y sólo aseguró que se pedirá “lo estrictamente indispensable”.

“Lo estrictamente necesario va a estar orientado a la epidemiología de estos días y a los mecanismos que generan esa enfermedad”, señaló.

Por su parte, el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, advirtió que los indicadores sanitarios de la Ciudad de Buenos Aires están en “alarma epidemiológica”, por lo que consideró que se debería “suspender la presencialidad” en las escuelas.

“Si los indicadores están en alarma epidemiológica hay que suspender la presencialidad. No es el deseo de nadie, pero estamos en el marco de una pandemia”, remarcó Trotta en declaraciones radiales e insistió: “Las clases presenciales no se pueden decidir por un deseo, es irracional”.

Añadió que la decisión de la administración de la Ciudad “no pone en riesgo sólo a porteños y porteñas” sino que puede impactar en el resto del país.

Y el Defensor del Pueblo porteño, Alejandro Amor, dijo que “es un momento en el que hay que tomar medidas estrictas, muy rígidas, por período corto”, al considerar que “pareciera que todavía hay posibilidad de tomar control sobre los niveles de contagios de Covid-19”.

Las declaraciones de Amor surgen como consecuencia de un informe de la Defensoría realizado en base a las recorridas por escuelas y hospitales que “todos los días realizamos” y donde observaron que “estamos frente a números muy altos de contagios”.

“Se habla de meseta pero nosotros vemos escalones de mesetas que siguen siendo más o menos de 1000 casos por semana, con un promedio muy alto, y un número muy grande de personas fallecidas” al igual que “el altísimo nivel de ocupación de camas de terapias intensivas”.

Comentarios