CFK debutó como presidenta del Senado

Así arrancó el debate de la Ley de Solidaridad en la Cámara alta, tras la media sanción en Diputados.

La primera sesión a cargo de la ex presidenta arrancó accidentada. La demora del debate en Diputados del denominado proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva tardó más de lo previsto en ingresar a la Cámara Alta y a eso se le sumó la incorporación de una serie de correcciones solicitadas por los interbloques opositores que, así, accedieron a acompañar el megapaquete impulsado por Alberto Fernández. Todos estos contratiempos hicieron que la sesión que CFK había convocado para las 14 se pospusiera dos horas.

Pasadas las 16, el oficialismo se hizo de un ajustadísimo quórum. Es que la bancada de Cambiemos no bajó al recinto hasta que la pantalla indicó que había quórum. Hecho esto, el titular de la bancada radical, Naidenoff, solicitó un cuarto intermedio de dos horas. ¿El motivo? Adujo que aún no habían recibido el texto que había sancionado Diputados. En un tire y afloje con CFK, que trató de bajar ese cuarto intermedio a una hora, el formoseño ganó la pulseada, gracias al apoyo del presidente de la bancada opositora, el también formoseño Mayans.

Pero con el transcurso de la sesión, CKF insistió en el tema y logró achicar a una hora y media el cuarto intermedio solicitado. “Vamos a ser razonables; cuando los senadores vuelvan a sus despachos no se van a poner a leer el proyecto”, señaló la ex presidenta. Y les pidió a los senadores del recinto que reconocieran que “todos escuchamos lo que nos dicen nuestros asesores y nuestras asesoras”.  “¿Qué tal si en lugar de hacer dos horas, a las 19 horas reigresamos acá al recinto?”. Fin de la discusión.

Durante la primera parte de la sesión, la presidenta de la Cámara Alta también se cruzó con Mayans, cuando, en tono de broma, le pidió que se dirijiese a ella como “Presidenta”, y no como “Presidente”. En tono de broma, este le respondió que “presidente no tiene sexo”, a lo que ella le rebatió: “Eso lo dicen los machistas”.

“Sorry”, dijo CFK en más de una ocasión, aunque luego se disculpó y reconoció que no resulta adecuado hacer uso de palabras en inglés en el recinto. Una de las ocasiones fue cuando quiso darle la palabra a la senadora por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, durante el debate por el Consenso Fiscal, uno de los temas incluidos en el temario de la sesión.

“Discúlpeme, estoy tratando de acostumbrarme a las caras… Sorry”. Así se disculpó CFK al tratar de recordar su nombre. Vale aclarar que ambas compartieron el recinto los últimos dos años. En el caso de Elías de Pérez, esta ocupa una banca allí desde 2013; mientras que CFK trabajó allí los últimos dos años, hasta que asumió como presidenta de la Cámara.

 

 

Comentarios