César Litvin “El objetivo del gobierno es reducir la altísima presión fiscal”

El tributarista del estudio Lisicki Litvin Asociados, dialogó con Hugo Grimaldi en el ámbito de la primera jornada de coloquio IDEA en el Hotel Sheraton de Mar del Plata, dónde los micrófonos de Eco Medios se hicieron presentes. Allí habló de cómo se manejan actualmente los impuestos en el país y bancó la reforma.

César Litvin pasó desde el coloquio IDEA por los micrófonos de Eco Medios y, en cuanto a la reducción de los impuestos que había prometido el gobierno durante la campaña, el economista afirmó que “el objetivo claro que tuvo fue ir reduciendo la altísima presión fiscal ya estábamos a un nivel de saturación de impuestos. No había más tolerancia a aumentar la presión fiscal y éste gobierno comenzó eliminando el impuesto a la retención de exportaciones, salvo para la soja con una reducción gradual, aumentó los mínimos no imponibles de ganancias, y armó un buen paquete de reforma tributaria, donde la intención es bajar la presión fiscal en un 1,5% en 5 años. Si le sumamos el pacto fiscal en 5 años deberíamos estar en un 4% abajo de presión fiscal del PBI. Pero me parece que la coyuntura, algunas medidas erradas, los planetas que se alinearon en contra, hicieron que se genere una inestabilidad económica y una necesidad de cerrar el presupuesto 2019. Para eso apelan una parte a reducción de gastos y otra a aumentar impuestos desdiciéndose de los objetivos planteados en un inicio”.

Continuando con su análisis sobre la reforma tributaria aseveró, “El objetivo es ser competitivos en los sistemas tributarios. En el mundo los países quieren atraer capitales y entran en una feroz competencia para ver quién baja más los impuestos. Lo más contundente fue Estados Unidos, que redujo para las corporaciones del 37% al 21% la alícuota de impuestos. La idea de Trump es atraer los capitales de las empresas americanas que se instalaron afuera. Todo el mundo está tratando de seducir a los inversores”.

Siguiendo con la entrevista, Litvin detalló el proyecto de cambio en el impuesto de los bienes personales de la siguiente manera. “Hay una combinación de aumento de mínimo no imponible, que para el 2019 iba a ser de un millón cincuenta mil pesos, pasa a dos millones, o sea el que empezaba a pagar un poco, no pagará nada hasta los dos millones. Y hasta los cinco millones en bienes, se ven beneficiados porque pagarán un 24% o  50% menos dependiendo si están más cerca de los dos o cinco millones. Superando ese monto se pagará mucho más de lo previsto, llegando en los límites superiores a una alícuota del 0,75%. El cambio principal es en la alícuota en el excedente, que antes era plana y ahora progresiva, va desde el 0,25% al 0,75%. Estoy en contra porque es un cambio a las reglas de juego, afecta la seguridad jurídica y porque hay que perfeccionar el tratamiento para la obesidad del estado que tiene muchos gastos, hay mucha fuga de gastos, que son despilfarro del sacrificio fiscal de los contribuyentes. Hay que apuntar más al gasto que a seguir aumentando los impuestos.

Finalizando la rica entrevista, el tributarista dio su punto  de vista sobre el pacto fiscal  exponiendo que “no se usa en el mundo, si el IVA y acá tenemos los dos impuestos.  Ingresos brutos es un impuesto de la edad media, se dejó de usar en Europa, dónde se lo sustituyó por el IVA. En Argentina tenemos los dos impuestos, ingresos brutos representa para las provincias el 80% de sus ingresos, por eso no lo resignan. Los gobernadores tienen que entender que el impuesto envenena la actividad económica, es el peor impuesto que tiene el sistema tributario argentino. Con respecto a las retenciones a las exportaciones, que es el otro impuesto que cambio las reglas de juego, en la medida que tengamos confianza que sea temporal, cuesta creerlo porque los impuestos en Argentina nacieron para quedarse, creo que hay que eliminar los impuestos que hacen mal a la actividad económica. Hay que poner a dieta al Estado Nacional, las provincias y los municipios, que cobran impuestos sobre ventas duplicando, no solo tenés ganancias, ingresos brutos, IVA y los impuestos municipales que se atan al nivel de ingreso tuyo, cuando la concepción de una tasa municipal es que tiene que valer lo que vale el servicio y no tienen nada que ver las ventas con el servicio que estoy pagando. Con lo cual estas tasas municipales que el pacto fiscal apunta muy bien, creo que deberían ir eliminándose y cambiándose la metodología de cálculo”.

NOTA COMPLETA:

Comentarios