Causa Río Turbio: Fue rechazado el pedido de excarcelación de Julio De Vido

Lo resolvió el Tribunal Oral Federal que tiene el caso y prorrogó su detención por seis meses. El ex funcionario había pedido ayer su libertad.

El Tribunal Oral Federal 1 rechazó hoy excarcelar al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, en la causa por la presunta administración fraudulenta en Río Turbio, en la que está preso desde octubre del 2017 cuando perdió sus fueros como diputado nacional. Además prorrogó su detención por seis meses.

Sus abogados señalaron que el próximo viernes el funcionario cumple dos años en prisión preventiva –detenido sin condena–, el plazo que establece la ley para esa condición. Pero la norma también permite prorrogar por un año la detención. Eso hizo el tribunal por el plazo de seis meses.

El rechazo de la excarcelación fue decidido por los jueces José Michilini y Ricardo Basílico, que entendieron que en el caso “se mantienen” los riesgos procesales para la causa que en 2017 señaló la Cámara Federal cuando ordenó la detención y el desafuero de De Vido, que fueron su capacidad de influir en el expediente. Esos riesgos son el peligro de fuga y el entorpecimiento de la investigación, “lo cual atentaría contra el descubrimiento de la verdad”, señalaron los magistrados.

Los jueces tuvieron en cuenta que además De Vido tiene una condena de cinco años y ocho meses de prisión por la tragedia de Once y que el caso de Río Turbio es “un proceso sumamente complejo cuya instrucción demandó aproximadamente dos años, cuya presunta maniobra delictiva involucra a varios imputados”.

En disidencia, el juez Adrián Grünberg votó por la libertad de De Vido. El magistrado entendió que la causa ya no tiene riesgos procesales por el paso del tiempo que tuvo el expediente y porque ya fue elevada a juicio oral. “Cabe aventurarse que el juicio oral y público podría recién iniciarse en un tiempo superior al año, si no más, conforme lo indica la experiencia tribunalicia signada por una profusa sobrecarga de tareas”, señaló como argumento.

Ahora los abogados de De Vido, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, pueden apelar la decisión a la Cámara Federal de Casación Penal para insistir con la excarcelación.

El de Río Turbio no es el único caso en el que De Vido tiene prisión preventiva. También está preso  por la causa de los cuadernos de la corrupción.

A al ex funcionario De Vido le queda la chance de pedir la prisión domiciliaria a partir del 26 de diciembre próximo, cuando cumpla los 70 años. Ya había formulado un planteo en ese sentido este año por entender que ya “transitaba” esa edad y en base a sus problemas de salud, pero su defensa imprevistamente lo retiró.

Comentarios