Cancelan función en el Teatro Real de Madrid por falta de distancia social en el público

La función de anoche de la ópera “Un ballo in maschera”, de Giuseppe Verdi, en el Teatro Real de Madrid debió ser cancelada ante la protesta de los espectadores por falta de distancia social en la zona de las butacas más baratas.

Según consignan diarios españoles, las quejas comenzaron a escucharse cuando se comprobó que había al menos 15 butacas consecutivas habilitadas en uno de los sectores del áforo, en contraposición a lo indicado por el protocolo que permitió la reapertura de salas en esa ciudad.

Ante esta situación, una parte del público inició una demanda en la zona de boleterías y continuó con fuertes aplausos y silbidos dentro de la sala cuando debía iniciarse la función.

Esto provocó que el director musical Nicola Luisotti abandonara el escenario cuando se disponía a comenzar su labor.

A través de un comunicado, la institución afirmó que se habían vendido unas 905 localidades, es decir el 51,5 por ciento de la totalidad de las butacas disponibles, lo que supone el cumplimiento de las medidas preventivas estipuladas.

Sin embargo, tranquilizó a los espectadores al informar que iniciará una investigación para determinar los motivos por los cuales se ocuparon asientos de manera consecutiva, sin respetar las recomendaciones sanitarias.

Con “Un ballo in maschera”, el Teatro Real había reiniciado su temporada el viernes pasado tras el largo parate por la pandemia de coronavirus.

Comentarios