Alberto Fernández participó de un encuentro por videoconferencia de la Corriente Nacional de la Militancia

“Tenemos que estar muy orgullosos de lo que hemos hecho, porque lo primero que hicimos además fue atender a los que estaban más desposeídos”, expresó Fernández, que estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, y la diputada Cristina Álvarez Rodríguez.

“Aquella frase que usé el 10 de diciembre cuando asumí, ‘primero los últimos’, la hemos cumplido a rajatabla. De los que más nos hemos ocupado es de los que más habían quedado postergados, eso debe enorgullecernos como fuerza política, porque nosotros nacimos a la política argentina para ser la voz de los que no tenían voz”, sostuvo.

Además, señaló: “Todavía estamos muy lejos, recién ahora cuando la pandemia empieza a aflojar estamos viendo cómo poder alcanzar los objetivos que buscamos, que son muy simples: aumentar la producción y aumentar el trabajo, que se invierta para producir y se dé trabajo”.

“Creo que en el primer trimestre del año que viene vamos a poder estar decididamente poniendo todo nuestro esfuerzo para trabajar para que la Argentina recupere el consumo, recupere la inversión y recupere el trabajo, y volvamos a instalarnos como un país que crezca, que es lo que hace tiempo en la Argentina no pasa”, aseguró el Presidente.

Fernández también destacó otros objetivos de su Gobierno como “el de mayor igualdad, de darle más derechos a las minorías, el de una vez por todas terminar con la desigualdad de la mujer con respecto del hombre, el objetivo de darle a la mujer el derecho a disponer de su cuerpo y al derecho al aborto legal”.

“Son todas tareas que nos quedan por delante y que vamos a empezar a encarar definitivamente”, remarcó.

Ante referentes de la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Santa Fe, Mendoza, Córdoba, Buenos Aires, Catamarca, Salta, La Pampa, Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Chubut, San Luis y Santa Cruz, el Presidente indicó que extraña “poder hablar con la militancia, con los dirigentes y poder discutir un poco qué es lo que vemos, hacia dónde vamos, qué es lo que sentimos que estamos haciendo bien y qué es lo que estamos haciendo mal”.

Y destacó que esos encuentros valen la pena “también porque parte de los problemas que tenemos como Gobierno es estar permanentemente asediados por un discurso que poco tiene que ver con lo que realmente le pasa a la Argentina. Esta idea de un gobierno ajeno a la realidad, que no atiende las preocupaciones de los emprendedores, de los que trabajan, de los más necesitados, de los sectores medios, de un gobierno que se aísla, eso definitivamente no es cierto”.

Comentarios