Abogado muere luego de repetidas descargas eléctricas con una pistola Taser por parte de la Policía de Colombia

Javier Ordóñez, era abogado, tenía 46 años y murió en la madrugada de este miércoles en Bogotá, luego de ser sometido a repetidas descargas eléctricas con una pistola Taser por parte de la Policía, en un caso de presunto abuso de la fuerza como en el caso del norteamericano George Floyd

Como en el caso de Floyd, Ordóñez rogó a los uniformados que se detuvieran. “Paren, por favor”, suplicó en varias ocasiones, mientras los dos policías seguían.

Ordóñez salió la noche del martes de su vivienda, donde consumía licor, en compañía de otras personas para comprar más bebidas, según Jaime Bermúdez, su tío.

La Policía “sin mediar palabra” lo agredió como se vio en el video y luego lo trasladó a un centro de atención de esa institución donde lo habrían golpeado, según la versión de su pariente.

Tras ello, Ordóñez fue trasladado a una clínica cercana donde falleció en la madrugada, al parecer producto de los golpes y las descargar eléctricas, que a partir de ahora son objeto de investigación por parte de las autoridades.

“Fue la Policía la que lo agredió”, enfatizó Bermúdez, quien se adelantó a presumir que “esto quedará impune como todo en este país”.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, calificó lo sucedido como “un caso de abuso policial” que es “absolutamente inaceptable”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo que “los dos agentes ya son objeto de investigación disciplinaria y penal, y la institución dará toda la colaboración que requiera la autoridad competente”

Comentarios