8 expulsados tras una batalla campal entre Gremio e Inter

El árbitro argentino, Fernando Rapallini, expulsó a ocho jugadores en el tumultuoso clásico disputado en Porto Alegre y que finalizó 0-0.

El árbitro argentino Fernando Rapallini resultó el principal protagonista en el primer clásico entre Gremio e Internacional de Porto Alegre jugado en el marco de la Copa Libertadores. A raíz de un tumultuoso y escandaloso final, por agresiones entre jugadores de ambos equipos, el juez debió expulsar a ocho futbolistas.

Ya a los dos minutos de iniciado hubo encontronazos entre varios profesionales por una fuerte falta que recibió el delantero del local, Diego Souza. De aquí en más el desarrollo resultó muy tenso, con jugadores muy exaltados por momentos.

El punto culminante se presentó a escasos minutos del final, donde se profundizó el juego fuerte que terminó en una gresca de proporciones entre la mayoría de los protagonistas que estaban en el campo y con varios que ingresaron desde el banco de suplentes.

Abundaron trompadas y puntapiés mientras Rapallini y sus colaboradores trataban de recomponer el orden, sin perder detalles de quienes eran los más revoltosos y agresivos, para finalmente mostró la tarjeta roja a cuatro jugadores de Gremio -tres de campo y uno suplente- al igual cantidad que para los de Internacional, dirigido por el entrenador argentino Eduardo Coudet.

Por Gremio resultaron expulsados Luciano, Pepe, Caio Henrique y el suplente Paulo Miranda. Los de Internacional fueron, el defensor argentino Víctor Cuesta, junto a sus compañeros Edenilson, Moises y el suplente Bruno Praxedes.

Con la igualdad, Internacional y Gremio encabezan las posiciones en el Grupo E de la Libertadores con 4 puntos, cumplida la segunda fecha; América de Cali marcha con 3 y cierra Universidad Católica -dirigido por el argentino Ariel Holan-, sin nada.

Comentarios